Como se beca a un Religioso

Cualquier aportación nos es de mucho apoyo y recuerda no importa la cantidad si no el amor con que nos ayudas.

Religiosos
La providencia de Dios nos es manifestada de muchas maneras

De modo particular con las oraciones que muchas personas en todo el mundo hacen para que se susciten en la Iglesia vocaciones santas, de ahí también nace nuestro llamado a la vida religiosa y ahora ya estando en el camino a la perfección en el amor necesitamos primeramente de tus oraciones por nuestra perseverancia, ya que cada vez en el mundo en que vivimos es más difícil realizarse en llamado a desposarte con el Divino Esposo.

Por otro lado, agradecemos diariamente al Inmaculado Corazón de María porque no deja de suscitar en los corazones de sus hijos el deseo de poder ayudar económicamente para formar a sus apóstoles y discípulas de manera material para la alimentación, estudio de la sana y santa doctrina y por supuesto al mantenimiento de su casa El Centro de Espiritualidad.

Cualquier aportación nos es de mucho apoyo y recuerda no importa la cantidad si no el amor con que nos ayudas.

Dios te pague y el Inmaculado Corazón de María recompense el amor con que mueres a algún gusto o necesidad para contribuir materialmente con esta obra.

Costo aproximado de gastos de manutención por religioso: $7,884.00

APORTA AHORA

Becarios religiosos

Hermana Ana María
Descubrí mi vocación a los 6 años de edad gracias a Santa Teresita del Niño Jesús, Siendo de una familia practicante en la fe me vi atraída y sumergida por las vanidades del mundo, teniendo planes y deseos de tener una familia, Él me llama de una manera tan contundente que me fue imposible decir que no; por pura misericordia suya e intercesión de mi familia. ¡Sin duda esta ha sido la mejor decisión de mi vida! “Aquí estoy Señor para hacer tu voluntad”.
Hermano Juan Loza Villegas
Yo no quería ser monje, pensaba formar una familia, tenía bienes, tiene trabajo estable en Estados Unidos, y después de un retiro conocí a una joven la cual me invito a formar parte de la adoración nocturna y compartió su devoción a la santísima virgen María, fui donde inicio este llamado el cual respondí a una vida monástica, en la cual ahora soy feliz y estoy seguro que es la voluntad de Dios.
Madre María Magdalena
Os ruego, hermanos, por las misericordias de Dios, que presentéis vuestros cuerpos como hostia viva, santa, agradable a Dios en un culto espiritual vuestro. Y no os acomodéis a este siglo, antes transformaos, por la renovación de vuestra mente, para que experimentéis cuál sea la voluntad de Dios, que es buena y agradable y perfecta. Rom. 12
Hermano Emanuel
Yo era musico y aspiraba a una vida de fama y bienes, pero el Señor tenía un plan perfecto para mí, Santa Teresita del Niño Jesus fue una fiel maestra en mi vocación con la lectura de sus obras nació el gran amor y deseo de entregar mi vida a Cristo.
Madre María Fátima
A 15 años en el colegio de Niñas, vi a una religiosa llamada Lucia y una idea viene a mí ¡SERÁS MONJA! y yo pensé ¡¡jamás!!... sin embargo Jesús me esperaba con paciencia, aunque perdí de niña a mi padre biológico, Dios padre nunca permitió estuviera sola y me olvidara de Él, por el Triunfo del Inmaculado Corazón de María y el reinado de la Misericordia de Jesús.
Hermano Héctor
Mi vocación “un misterio”, porque no merecía nada de esto, lo que ahora tengo y lo que soy, un monje. Fue pura Misericordia. Ya que yo era un incrédulo de familia católica, Hasta que El me llama en el momento donde mi vida estaba en la cuerda por intercesión San Pio. Ahora mi deseo es entregar mi vida para servirle y amarle, ya que su Voluntad es mi deseo. “La unión con el amado”
Madre María Sagrario del Corazón Eucarístico
La preocupación mayor de mi vida ha sido y sigue siendo, el cumplir la voluntad de Dios. Siempre le pedí me mostrara el camino que Él quería para mí, decidí hacer ejercicios espirituales para aclarar mi vocación y allí sentí la llamada del Señor, con tal claridad, que no me quedó la menor duda de que me pedía consagrarme a Él. Al tomar esta decisión recuerdo me inundó una gran paz.
Hermano Domingo
Desde la infancia me preguntaba que sería después que muriera y temía mucho imaginarme ya no ver a mi familia, años más tarde me absorbió el mundo en sus placeres pues era católico solo de nombre y por un hermano que me invito a una experiencia de retiros ignacianos sentí que Dios me llamaba, pero me resistía pero que al final Nuestra madre santísima me ayudo en un proceso para ir aceptando el llamado.
Madre María Pía Fátima del Niño Jesús
Superiora General originaria de Campeche "La palabra de Dios es Viva y eficaz, más penetrante que espada de doble filo" (Hb. 4,12-13) y ¿A caso hay algo imposible para Dios? (Gen.18,14) Sola con Él solo.
Hermano Luis
“Me amó y se entregó a sí mismo por mí” (Gal 2, 20) En esto se resume mi vocación, después de llevar una vida sin sentido, en busca del amor, huyendo de la cruz, del sufrimiento, descubrí que había alguien que me amaba, que yo había sido creado para amar y estar con él. Cristo ha cambiado todo y el Inmaculado Corazón de María ha sido mi refugio. Ahora mi vida está al servicio del triunfo de la misericordia de Dios en el corazón de los hombres.
Hermana Brenda
Escogí la vida religiosa por que conocí el amor de Dios "Entonces pasé junto a ti y te vi. Era tu tiempo, el tiempo del amor. Extendí sobre ti el borde de mi manto y cubrí tu desnudez; me comprometí con juramento, hice alianza contigo - oráculo del señor Yahveh - y así viniste a ser mía" Ez. 16,8
Hermano Elias
«Ven y sígueme», dijiste. Posaste tu mirada y al momento lo solté todo, me quedé únicamente contigo. Eres la elección más fácil de mi vida, poco importó desprenderme de mis ambiciones para seguir tus pasos, lejos quedaron el triunfo y el reconocimiento ante los ojos de los hombres, No renuncio a lo hermoso de la vida, sino que, al contrario, encontré el tesoro escondido que vuelve innecesario todo lo demás. Heme aquí, Señor, para hacer tu voluntad.
Madre María Faustina
Mi vocación nace del Inmaculado Corazón de María al pie de la Cruz donde Nuestro Señor Jesucristo le dijo “Mujer he aquí a tu hijo”.
Hermano Rafael
Soy el hermano Rafael, originario de Costa Rica. Tenía todo lo que un joven de mi edad podía desear, aspirando a una vida de comodidades. Había un vacío en mí que ningún placer podía suplir. Nací de una familia católica, pero yo no era tan practicante, hasta que Dios fue obrando en mí, es una larga historia y cada día que pasa puedo comprender más el sentido de la vida y el destino del hombre.
Madre María del Cielo
Después de haber visto la vida de Santa Madre Teresa de Calcuta me vino al corazón esta frase, Si ella pudo, ¿por qué yo no?; y le dije al Señor “Señor, te ofrezco toda mi vida haz conmigo lo que quieras” y desde ese momento el Señor comenzó a transformar mi vida.
Hermano Santiago
Jesucristo me llamó a la vocación contemplativa, y por medio del Inmaculado corazón de María deseo dar mi vida por su triunfo, viviendo la santidad en la caridad, amor y gracia. Pax et bonum.
Madre María Leticia
Era estudiante de bachillerato mis sueños y planes, una carrera, una maestría, una familia; pero el Señor rompió mis planes y me enseño un camino de amor y misericordia. Me llamó a seguirle por medio de los consejos evangélicos (pobreza, castidad y obediencia) bajo el resguardo del Inmaculado Corazón.
Hermano David María
Como el hijo pródigo andaba por el mundo, sin encontrar sentido a mi vida; Pero solo encontré la verdadera Luz de la Esperanza en el Inmaculado corazón de María, que como la Estrella que brilla en el horizonte oscuro del ocaso, guio mis pasos hacia verdadera vida del amor, en la perfecta consagración de la vida religiosa.  ¡Ahora soy un soldado al servicio de su triunfo!
Madre María Medugorie
Perdida. Buscando la felicidad en la fama y en los placeres de este mundo que se acaba, solo encontré tristeza profunda y sin sentido de la vida. Encontrada. Dios me miró con misericordia. Lo miré clavado en cruz por mí. Y me sacó de la fosa fatal. Rescatada. Él me amó primero y me llamó a ser y vivir solo para Él y para su Madre Santísima por el bien de la Iglesia. ¡ENCONTRÉ EL AMOR VERDADERO, AL QUE ES LA FELICIDAD!
Madre María Paula
Para mí la vida es Cristo y la muerte una ganancia. (fil 1, 21), antes vivía para mí y gustaba de vivir las cosas del mundo, más ahora que vivo para Cristo y su reinado, muero a mí para que la Trinidad Santísima habite en mí, con la esperanza de decir como San Pablo: “ya no vivo yo, sino que es Cristo quien vive en mí.” (Gal 2, 20), y ruego a la Trinidad Santísima, nunca suceda que me gloríe sino en la cruz de nuestro Señor Jesucristo.
Beca a un Religioso
Cualquier aportación nos es de mucho apoyo

Y recuerda no importa la cantidad si no el amor con que nos ayudas.

Dios te pague y el Inmaculado Corazón de María recompense el amor con que mueres a algún gusto o necesidad por la seguridad que te da la fé de que FRICYDIM es obra de Ella.

APORTA AHORA
Correo Eléctronico
Para cualquier duda o pregunta, sírvase enviarnos un mensaje al siguiente correo.
Ubicación
Conozca nuestra ubicación, sírvase ir al siguiente enlace